La niña de los andamios

CANCIONES

La Niña de lo Andamios

Escondido está en mi pecho un sentimiento que quiere volar
y cuando escucho ésta chacarera quiero largarme a bailar.

Enrredao en los pañuelos un embrujo nos vuelve a encontrar
en los arrestos de alguna zamba o en el sentir de un cantar.

Enanca’o en las guitarras llegaremos al lugar
y en los abrazos y en las miradas crece una luz de hermandad.

Domingo, siesta y hechizo, Unquillo se pone a bailar
alma de pueblo, tarde y encuentro que nos invita a cantar.

En la plaza de mi pueblo sueños nuevos se vuelven canción.
Coplas del tiempo y de la distancia, danzan en la comunión.

Una ronda compañera, un abrazo de canción
y un algarrobo que nos cobija hasta llegar la oración.

De Pizarro y de Cabana, de Alto Alegre llegarán
voces lejanas vuelven cantando del viejo Unquillo ancestral.

Letra
Fumel Suarez Azar y Raly